Como evitar una irritación después de depilarse

Aquellas mujeres que optan por afeitar sus piernas como método de depilación, deben tener en cuenta ciertas precauciones para no dañar la piel. La navaja no sólo elimina el vello corporal, sino también la capa más externa de la piel. Factores tales como un clima árido o el crudo invierno, pueden afectar la piel provocando escamas y picazón al pasar la máquina de afeitar.

Para evitar cualquier tipo de problema al afeitar las piernas es recomendable aplicar vaselina en la zona antes de comenzar. Luego es importante dejar que las piernas se mojen con el agua tibia durante algunos minutos aplicando gel de afeitar para que el vello se torne más suave antes de usar la navaja.

 

Resulta importante obtener una máquina de afeitar con cabeza móvil para que se pueda ir amoldando a las diferentes formas de cada lugar de la pierna. Además sería ideal que las cuchillas se puedan cambiar luego de cinco o seis sesiones de afeitar las piernas. Las hojas sin filo pueden dañar considerablemente la piel. Iniciamos el proceso de afeitar desde la parte inferior hacia arriba con movimientos cortos y controlados.

Enjuagamos muy bien las piernas hasta quitar todo resto de crema de afeitar y secamos suavemente con una toalla. De inmediato aplicamos un humectante espeso sin perfume en la zona afeitada. Es importante aplicar esta humectación sobre la piel aún húmeda. Teniendo en cuenta estos pequeños consejos tenemos la posibilidad de afeitar nuestras piernas al mismo tiempo que cuidamos nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *